El Acto de Memoria y Reconocimiento al empresariado vasco organizado por CONFEBASK y sus asociaciones fundadoras ADEGI, CEBEK y SEA ha reunido este viernes en el palacio Euskalduna de Bilbao a cerca de 600 invitados entre empresarios/as,  responsables políticos, institucionales y sociales. Entre los asistentes, se encontraba el lehendakari del Gobierno Vasco, Iñigo Urkullu.

                El acto ha constado de tres apartados: uno primero de relato de lo vivido, en el que se han incluido los testimonios de cuatro víctimas: Cristina Berazadi, hija de Ángel Berazadi, primer empresario asesinado por ETA; Andoitz Korta, hijo de Joxemari Korta y presidente de ADEGI cuando fue asesinado; Iñaki García Arrizabalaga, hijo de Juan Manuel García Cordero, delegado de Telefónica en Gipuzkoa asesinado por los Comandos Autónomos Anticapitalistas; y Martín Ceballos, fundador de Talleres Marel, que sufrió cinco atentados con bomba en su empresa.

                El segundo apartado ha consistido en un sentido homenaje al colectivo empresarial, en el que se ha proyectado los nombres de los 49 empresarios y directivos vascos asesinados durante cerca de 40 años de terrorismo, así como una referencia  a los 52 secuestrados y a las decenas de miles de extorsionados y amenazados.

                Tras subir al escenario a una representación de ese colectivo empresarial, el presidente de Confebask Roberto Larrañaga ha realizado una declaración institucional en la que ha subrayado que “el acto de hoy es un acto de recuerdo y de justicia. Estábamos obligados a hacerlo. Por todos vosotros y vosotras, por los que hoy nos faltan .Por los que nos arrebataron”. Larrañaga ha recordado que ‘hoy y aquí, deseamos recordar que, frente a la amenaza y la extorsión, el dolor y el rechazo, la gran mayoría del empresariado vasco ha continuado durante esos años  trabajando  en sus empresas y viviendo  en nuestros pueblos y en sus casas con sus familias. La sociedad vasca sabe que hemos demostrado siempre nuestro compromiso con este País y que  a pesar de todo lo vivido, hemos  creado riqueza, empleo y bienestar para todos.

                El presidente de Confebask también ha querido transmitir un mensaje de solidaridad y afecto a todas las víctimas: “el homenaje lo estamos centrando hoy en vosotros, en el colectivo empresarial vasco…pero sin querer olvidar tampoco al resto de víctimas que, como nosotros, han sufrido durante años y años el cruel zarpazo de la violencia terrorista. El de hoy quiere ser un homenaje de recuerdo a la dureza de lo vivido por el empresariado vasco, pero también quiere ser un acto integrador, solidario como no podía ser menos, con el dolor vivido por todos los colectivos y ciudadanos en general”.

A pesar de todo lo padecido durante cuatro décadas, Roberto Larrañaga no ha querido terminar sin compartir “un mensaje de ilusión, de esperanza y de fe en lo que somos y lo que hemos logrado entre todos. Miramos al presente y al futuro con ilusión y esperanza. También con la confianza de que los próximos años serán mejores para todos: con crecimiento económico, mejora del empleo y bienestar para todas las personas que formamos Euskadi”.

El lehendakari Iñigo Urkullu ha sido el encargado de poner el colofón a este Acto de Memoria y Reconocimiento.

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info