SEA Empresarios Alaveses insta al Ayuntamiento a recapacitar sobre el IBI

SEA Empresarios Alaveses asiste con preocupación a la incertidumbre que rodea el futuro del Impuesto sobre los Bienes Inmuebles, un tributo estrechamente ligado a la evolución de los valores catastrales que los vitorianos y vitorianas siguen, a día de hoy, sin conocer en cuanto que no ha sido individualmente comunicado.
Este desconocimiento sobre el valor catastral de los inmuebles ha desembocado en una clara “situación de indefensión para la ciudadanía” ante la que SEA Empresarios Alaveses demanda a los grupos municipales una respuesta rápida y contundente.
“No entendemos cómo el Ayuntamiento de Vitoria pudo habilitar un plazo para presentar alegaciones ante las futuras modificaciones del IBI cuando ningún ciudadano sabe a ciencia cierta en qué medida esta variación al alza del tipo impositivo va a afectar al recibo que finalmente deberá abonar al desconocer la base imposible sobre la que el nuevo tipo va a aplicarse”.
De momento, únicamente sabemos que se ha producido una caída global de los valores catastrales, aunque no igual en todos los casos. Así, mientras los bienes inmuebles de uso residencial han reducido su valor en un 41%, la rebaja de los bienes de uso productivo se ha limitado al 23%.
Ante esta realidad, el Consistorio gasteiztarra pretende aplicar un mismo tipo impositivo incrementado en un 44,14% que se traduce en una mayor subida fiscal para aquellos usos cuya devaluación en su valor catastral tuvo un impacto menor; o lo que es lo mismo, un traslado de la presión tributaria de los usos residenciales a los usos productivos (oficinas, fábricas, bares, cafeterías y comercios), con el consiguiente efecto nocivo que esto supone sobre la actividad económica y el empleo de nuestra ciudad.
SEA Empresarios Alaveses, tal y como trasladó al Consistorio en sus alegaciones, “además de una ampliación en el plazo de presentación de las mismas hasta que se comuniquen los nuevos valores catastrales y la ciudadanía pueda saber el impacto real del incremento de tipo propuesto en su recibo final, propone en el caso de los usos productivos (oficinas, fábricas, bares, cafeterías y comercios) una alternativa solidaria con los intereses municipales que se traduciría en un incremento coherente y responsable del tipo impositivo, de forma que se logre incrementar en un 5% la recaudación anterior en el caso de estos usos, en su mayoría micropymes y autónomos”.
Esta alternativa propuesta sigue la línea trazada con la modificación del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) que obtuvo el respaldo mayoritario de los grupos municipales.
El Ayuntamiento aún está a tiempo de no cometer lo que en nuestra opinión sería un grave error que tendría consecuencias muy negativas para el desarrollo de la actividad económica en la capital alavesa.

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info