La Gastrominiatura Popular recae en Triskari

La I Semana de la Cocina en Miniatura de Álava ha cerrado su primera edición reconociendo, según el jurado profesional del certamen, con la Gastrominiatura de Oro al Asador Borda Berri. La gastrominiatura de Plata ha sido para Hotel La Casa del Patrón, mientras que la de Bronce ha recaido en Gran Hotel Lakua. La Gastrominiatura Popular, elegida por los consumidores, ha sido para Triskari. Durante el tiempo de concurso los 39 establecimientos participantes han elaborado 16.745 platos o gastrominiaturas, demostrando una alta calidad tanto en su factura como en su creatividad y puesta en escena.

El Palacio de Montehermoso ha acogido la entrega de los premios de la Semana de la Cocina en Miniatura de Alava y congregado a una amplia representación sectorial e institucional. El Alcalde de Vitoria-Gasteiz, el Diputado alavés de Agricultura, el Delegado de Industria del Gobierno Vasco en Álava, así como el Presidente de SEA han sido los encargados de entregar los premios a los establecimientos galardonados. La sencilla ceremonia ha contado además con el arrope de los patrocinadores de este evento gastronómico.

En su intervención el Presidente de SEA Hostelería-Ostalaritza, Pepe Barreira, ha felicitado tanto a los premiados como al conjunto de los establecimientos participantes porque con las 78 gastrominiaturas que han presentado a concurso han demostrado una enorme calidad y altura gastronómica.
Luis Cebrían, Secretario de SEA Hostelería, ha informado de que durante los días de concurso se han consumido 16.815 gastrominiaturas y la facturación extra y directa, solo por este concepto, en los bares y restaurantes participantes ha ascendido a 84.075 euros.

Esto supone, ha añadido, un incremento medio de la facturación de 2.155 €uros por establecimiento participante del 12 al 23 de noviembre. Además del consiguiente impacto positivo y de aumento del consumo en el resto de locales adyacentes.

Balance
El Secretario de SEA Hostelería-Ostalaritza ha aprovechado para hacer un rápido balance de las acciones que ha tenido la oportunidad de pilotar esta asociación durante el año gastronómico. Acciones, ha destacado, que arrojan que “cada euro invertido desde la organización ha retornado directamente multiplicado por tres. Y solo hablamos de impacto directo en los establecimientos participantes. Dicho de manera sencilla: la inscripción de 120 a 150 € ha proporcionado a los bares y restaurantes participantes un retorno-medio que ha multiplicado por veinte su inversión”.

Así y todo, Cebrián ha afirmado que “tenemos una cocina a la altura de las más grandes. Eso es motivo de orgullo y es obligado ponerlo en valor. La capitalidad gastronómica de Vitoria-Gasteiz está sirviendo para poner a la hostelería local en el sitio que merece.

Está sirviendo, ha subrayado, para que este sector tome conciencia de su magnitud, así como de la importancia de ganar poco a poco en cohesión y unidad de acción. Abonar este terreno es garantizar el futuro y avanzar en la proyección de nuestros fogones. Estamos obligados. Porque debemos seguir trabajando duro y aprovechar la inercia que nos ha dado la capitalidad gastronómica.

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info