La Asociación de Panaderías de Álava-Arabako Okindegien Elkartea ha hecho entrega esta mañana a las familias del primer niño, Ian, y primera niña, Iziar, nacidos en Álava en 2018 de la primera barra de pan de 365 con las que esta organización, desde su panadería más cercana, les obsequiará durante todo el año a las respectivas familias.

Esta acción, pionera en Euskadi y que hoy se ha realizado por octavo año consecutivo, permanece fiel al objetivo con el que nació: difundir entre las familias la enorme importancia dietética del consumo de pan para una correcta y equilibrada alimentación de niños y niñas. Su ingesta diaria supone una fuente importante de hidratos de carbono, proteínas, fibra, vitaminas y minerales, absolutamente necesarios para un crecimiento saludable.

Al igual que el año pasado, la entrega ha tenido lugar el 2 de enero y no en Año Nuevo.

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info