Reunidos en el 31 de diciembre de 2014 en sesión extraordinaria tanto el Comité Ejecutivo como la Junta Rectora de SEA Empresarios Alaveses para analizar la situación creada tras la aprobación el pasado 26 de diciembre de la Ordenanza Fiscal municipal reguladora del Impuesto de Actividades Económicas para el ejercicio 2015, esta organización expone:
Primero. SEA considera que la desorbitada subida del 41% del Impuesto de Actividades Económicas por parte del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz es un ataque sin precedentes a la solvencia y credibilidad económica de nuestro tejido productivo y rompe con la trayectoria fiscal de esta ciudad y de esta provincia, antes atractivas para la inversión y la implantación de nuevas empresas y ahora lamentablemente lastradas por una carga fiscal que desmotiva nuevos proyectos y desincentiva posibles implantaciones.

Segundo. El Ayuntamiento ha incumplido el acuerdo que alcanzó con SEA por el que ambas partes consensuamos, como mal menor y en un claro ejercicio de esfuerzo y compromiso por parte empresarial, una subida máxima del 10% para el ejercicio 2015.

Tercero. El IAE no grava las ganancias obtenidas por la empresa, sino que se fija exclusivamente en la facturación de hace dos años para cobrar un impuesto en el presente aunque no haya tenido beneficios sino todo lo contrario.

Cuarto. Decir que el IAE solo grava a las grandes empresas, como se ha dicho por activa y por pasiva para defender su aumento, es falso y populista. Por este impuesto están afectadas en torno a 2.000 empresas en Vitoria-Gasteiz y 9 de cada 10 son pymes y autónomos. Esta es la realidad y no otra.

Quinto. La evolución reciente del IAE de nuestra ciudad camina en contra del interés general. Ese por el que toda institución pública debe velar. Necesitamos incentivar la actividad económica y generar empleo. Multiplicar prácticamente por dos un impuesto como este no responde a ninguno de estos dos objetivos.

Sexto. En los últimos tres años la recaudación por este impuesto ha sido la siguiente: en 2012, 11 millones de €uros; en 2013, 11,6 millones de €uros; en 2014, 13.2 millones de €uros. Estos son los datos de recaudación en plena crisis económica: asistiendo a cierres de empresas y EREs y con la mayoría de empresas presentando resultados negativos en sus balances. Pues bien, en este escenario, en 2015, el Ayuntamiento de Vitoria pretende recaudar 18,6 millones de €uros. Es decir, 5,4 millones de €uros más. Esto supone una subida acumulada del IAE del 69% desde el año 2012. Montante que podría haber generado más de 500 puestos de trabajo.

Séptimo. La defensa institucional de la creación de empleo como objetivo prioritario de Vitoria-Gasteiz es absolutamente incompatible con la política fiscal que en estos años está implantando el Ayuntamiento de nuestra ciudad.

Octavo. El incremento del impuesto, lejos de atender la realidad de las empresas, hace caso omiso de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco que condenó al consistorio vitoriano y en la que se decía que en un contexto de crisis económica de notable gravedad es irrazonable plantear incrementos.

En base a todo lo anteriormente expuesto, el Comité Ejecutivo y la Junta Rectora de SEA Empresarios Alaveses ha adoptado la siguiente resolución:

Exigir de manera urgente a los grupos municipales del Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz que en un nuevo pleno modifiquen tan grave decisión y lejos de las diferencias políticas electoralistas pacten un incremento del IAE razonable y adecuado al momento económico que vivimos.

Entendiendo como tal y según se acordó mantener una subida máxima del 10% para el ejercicio 2015. Lo cual ya deja suficientemente claro el esfuerzo y compromiso del tejido empresarial con la sociedad alavesa.

De no producirse esta modificación, SEA anuncia que mantendrá el recurso actualmente interpuesto contra el IAE de 2014 e interpondrá la correspondiente demanda en el TSJPV ante la Ordenanza Fiscal municipal reguladora del Impuesto de Actividades Económicas para el ejercicio 2015, en base a la vulneración de los principios de proporcionalidad y de capacidad económica, que cualquier incremento impositivo ha de respetar.

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info