Real Decreto Ley 8/2019: medidas urgentes de protección social y lucha contra la precariedad en la jornada de trabajo

 

El BOE de 12 de marzo de 2019 publica el Real Decreto Ley 8/2019, de 8 de marzo, de Medidas Urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo, cuyos principales contenidos les resumimos a través de la presente Circular, con los siguientes apartados:

            I.- Registro de jornada de trabajo.

            II.- Medidas de fomento del empleo.

            III.- Otras medidas de protección social.

 

Este Real Decreto Ley, ya en vigor, deberá no obstante ser convalidado por la Mesa Permanente del Congreso de los Diputados en el plazo de 30 días, dada la actual situación de disolución de las Cortes Generales; y en caso de no ser aprobado, habrá surtido efectos desde su entrada en vigor hasta su no convalidación.

 

 I.- REGISTRO DE JORNADA DE TRABAJO A PARTIR DEL 12 DE MAYO DE 2019:

 

- Con efectos desde el 12 de mayo de 2019, se modifica el artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores, añadiéndose un nuevo apartado 9, que literalmente establece lo siguiente:

 

“La empresa garantizará el registro diario de jornada, que deberá incluir el horario concreto de inicio y finalización de la jornada de trabajo de cada persona trabajadora, sin perjuicio de la flexibilidad horaria que se establece en este artículo.

Mediante negociación colectiva o acuerdo de empresa o, en su defecto, decisión del empresario previa consulta con los representantes legales de los trabajadores en la empresa, se organizará y documentará este registro de jornada.

 

La empresa conservará los registros a que se refiere este precepto durante cuatro años y permanecerán a disposición de las personas trabajadoras, de sus representantes legales y de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social”.

 

- A su vez, se modifica el artículo 7.5 de la Ley de Infracciones y Sanciones en el orden social, incluyéndose como infracción grave (sancionable con multa de hasta 6.250 €) la transgresión de las normas y los límites legales o pactados en materia de registro de jornada.

 

II.-MEDIDAS DE FOMENTO DEL EMPLEO

 

1.- Bonificación por contratación de personas desempleadas de larga duración.

 

Se establece una bonificación de la cuota empresarial a la Seguridad Social para las empresas que contraten indefinidamente a desempleados inscritos en la oficina de empleoal menos 12 meses en los 18 anteriores a su contratación, de 1.300 euros al año, durante 3 años. Si se celebra con mujeres la bonificación será de 1.500 euros al año y si se concierta a tiempo parcial se disfrutará de manera proporcional a la jornada de trabajo fijada en el contrato.

 

La empresa deberá mantener en el empleo al trabajador durante al menos 3 años desde el inicio de la relación laboral, así como mantener el nivel de empleo alcanzado con el contrato al menos durante 2 años desde su celebración. No se considerará incumplida la obligación de mantenimiento del empleo cuando el contrato de trabajo se extinga por causas objetivas o por despido disciplinario procedente, así como por muerte, dimisión, jubilación o incapacidad permanente total, absoluta o gran invalidez, por expiración del tiempo convenido o realización de la obra o servicio, o por resolución durante el período de prueba. 

 

2.- Bonificación en 2019 por contratos fijos-discontinuos en los sectores de turismo y comercio.

 

Desde el 1 de enero y hasta el 31 de diciembre de 2019, las empresas privadas encuadradas en los sectores de turismo, comercio y hostelería que generan actividad productiva en los meses de febrero, marzo y noviembre de cada año e inicien o mantengan en alta durante estos meses a los trabajadores con contratos fijos-discontinuos, podrán aplicar una bonificación del 50% de la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes, desempleo, FOGASA y Formación Profesional.

 

III.- OTRAS MEDIDAS DE PROTECCION SOCIAL

 

            1.- Subsidio por desempleo de mayores de 52 años: se reduce la edad de acceso de 55 a 52 años, suprimiéndose el requisito de tener cumplida la edad de 52 años en el momento del hecho causante, posibilitando su acceso cuando se cumpla esa edad (siempre que haya permanecido inscrito ininterrumpidamente como demandante de empleo en los servicios públicos de empleo); e incrementándose su duración máxima, de modo que pueda percibirse hasta el cumplimiento de la edad ordinaria de jubilación.

 

            2.- Incremento de las cuantías mínimas de las pensiones de incapacidad permanente total derivadas de enfermedad común para menores de 60 años, en su modalidad contributiva, quedando fijadas para 2019 en las siguientes cuantías: 6.991,60 euros con cónyuge a cargo o sin cónyuge (unidad económica unipersonal); y 6.930,00 euros con cónyuge no a cargo.

 

            3.- Incremento de la cuantía de las prestaciones familiares de la Seguridad Social, en su modalidad no contributiva, así como el importe del límite de ingresos para el acceso a las mismas.

 

4.- Otras medidas de protección social para el sector marítimo-pesquero, y de reducción de cotizaciones en periodos de inactividad para el sector agrario.

 

Finalmente, el Real Decreto Ley 9/2019 establece que antes del 30 de junio de 2019 el Gobierno constituirá un grupo de expertos para llevar a cabo los trabajos y estudios preparatorios para la elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores.

 

            Pueden acceder al texto íntegro del Real Decreto Ley 8/2019 a través del siguiente enlace

            https://www.boe.es/boe/dias/2019/03/12/pdfs/BOE-A-2019-3481.pdf

 

Para resolver cualquier duda o aclaración sobre esta materia, se pueden dirigir a Fernando Raposo,  responsable del Área de Relaciones Laborales, llamando al 945 000 400 o a través del email fernando@sea.es

 

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info