SEA Uneca ha celebrado hoy, 16 de noviembre, su Asamblea General Ordinaria, una cita que ha servido para analizar el momento actual del sector de la construcción.

 

La severa crisis que ha padecido este sector a lo largo de la última década, con una caída del 70% del empleo, ha quedado atenuada gracias a una lenta pero progresiva recuperación que, no obstante, mantiene los niveles de negocio actuales lejos del volumen previo a la crisis económica.

 

Los representantes de SEA Uneca han puesto de manifiesto que la reactivación del sector en Álava se está basando en la inversión privada ya que la VPO, con un desarrollo totalmente diferente al de Bizkaia y Gipuzkoa, se encuentra totalmente paralizada a expensas de que las viviendas vacías encuentren mercado.

 

En cuanto a la obra civil, ésta continua por la senda de la reactivación reflejada ya en 2017, una tendencia alimentada por el incremento en un 23% en la inversión procedente de la Administración Pública. Claros ejemplos los vemos en la reforma de la plaza Santa Bárbara, el proyecto de ampliación del HUA, la futura línea del tranvía hacia Salburua, las mejoras en la N-124 a la altura de Berantevilla o la reforma de la N-240 en Legutiano.

 

SEA Uneca ha recordado que el sector de la construcción ha de ser un motor en el progreso en términos económicos, sociales, tecnológicos, medioambientales y energéticos. En este sentido ha destacado que la construcción es uno de los sectores que mayor número de empleos genera, por lo que su activación supondría un “espaldarazo determinante” en la lucha contra el desempleo.

En este mismo contexto, ha señalado que en los próximos años seguirá habiendo espacio para obra nueva, pero teniendo en cuenta que Álava dispone de uno de los parques de vivienda más antiguo de Europa, la rehabilitación y las Inspecciones Técnicas de Edificios (ITE) han de consolidarse como ámbitos de trabajo muy específicos dentro del sector, áreas que deberán contar con personas formadas, preparadas y especializadas para ello.

 

Para ello, y para responder de manera efectiva a este reto, serán necesarios programas de formación y reciclaje de personas que den lugar a una reconversión del sector. Proyectos como la regeneración del barrio de Coronación o la utilización de la tecnología BIM (Building Information Modeling) dentro del sector son un claro ejemplo de un saber hacer cualificado, de lo que podríamos denominar la Construcción 4.0.

 

La Asamblea de SEA Uneca ha contado como invitado con el arquitecto Ramón Ruiz Cuevas, quien, cuando se cumple el bicentenario de la muerte de Justo Antonio de Olaguíbel, ha deleitado a los presentes con un repaso de la obra de este maestro de la arquitectura que, entre otros proyectos, supo unir en el siglo XVIII el Casco Medieval y el nuevo Ensanche de la ciudad con los Arquillos.

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info