Propuesta empresarial en materia del Impuesto de Sociedades

SEA Empresarios Alaveses considera, al igual que Confebask, Cebek y Adegi, que el Impuesto de Sociedades en Euskadi debe modificarse para orientarlo hacia la búsqueda de la necesaria competitividad empresarial y por lo tanto de la generación de empleo. Así se lo hemos transmitido y argumentado a los partidos políticos para que desde la Administración permitan que este tributo no sea un obstáculo, sino un estímulo para el desarrollo, fortalecimiento de la competitividad empresarial por tanto creación de empleo.
Una mayor carga fiscal a la empresa supone limitar su capacidad de competir y un riesgo para la supervivencia de nuestro tejido empresarial y el empleo; una presión desmedida e incomprensible cuando el 80% de la sociedad vasca reconoce que “más empresa es mayor bienestar para Euskadi”, según refleja el último sociómetro del Gobierno Vasco.
Las organizaciones empresariales hemos elaborado conjuntamente la propuesta fiscal que te adjuntamos para trasladarla al conjunto de las Administraciones públicas vascas, a los partidos y a los grupos parlamentarios que se resume en los siguientes puntos:
A) Converger el Impuesto de Sociedades a la media europea: El tipo general de este gravamen en la CAV es 4 puntos superior a la media de la UE, por lo que eliminar ese diferencial competitivo es nuestra principal demanda. No olvidemos que el tipo de gravamen es también el tipo de referencia para valorar las inversiones extranjeras, por lo que su rebaja supondría un claro mensaje a los potenciales inversores internacionales.

B) Incentivos fiscales en las Normas Forales del Impuesto de Sociedades al aumento del tamaño empresarial: Un déficit de competitividad de las empresas vascas en general y de las industriales en particular es su reducido tamaño. Por ello proponemos que se utilice la política fiscal para incentivar a las empresas y que ganen dimensión.

C) Incentivos fiscales en las Normas Forales del Impuesto de Sociedades para la extensión de la FP dual: Estimamos que las ayudas que ofrece Lanbide como apoyo a las labores de tutorización y seguimiento del tutor de la empresa se debería complementar con la aprobación de un incentivo fiscal que facilite la consecución de los objetivos que como país nos hemos impuesto para el 2020.

Adjuntamos el citado informe en el que se desarrollan y argumentan las citadas propuestas y otras adicionales. Pincha aquí para acceder a él.

Esta página utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios.
Si continúas navegando, sin modificar la configuración, consideramos que aceptas su uso. Puedes modificar la configuración en cualquier momento.

Aceptar Más info